El 44 por ciento de los niños de entre 10 y 12 años pesa más de lo normal

Los niños con sobrepeso y obesidad tienen la tensión alta y mayor resistencia a la insulina, incluso los menores de 6 años

Un consumo elevado de bollería, pastelería o golosinas sumado a costumbres sedentarias alejadas del ejercicio físico o el juego en la calle han llevado a las consultas de Pediatría a menores con problemas de hipertensión y también diabetes o mayor resistencia a la insulina derivados del sobrepeso o la obesidad. No en vano, cuatro de cada diez niños de entre 10 y 12 años de la capital almeriense padece sobrepeso u obesidad. Y de entre los 2 y los 16 años, el 22% tiene sobrepeso y uno de cada 10 ya presenta obesidad.

Ante este panorama, los pediatras almerienses iniciaron hace varios años un estudio poblacional aleatorio en la provincia del que se han extraído cuatro proyectos de investigación, varias publicaciones científicas en revistas internacionales y dos tesis doctorales, una ya culminada, la del doctor Rafael Galera, y otra más, centrada en niños de entre 2 y 12 años, que será la tesis doctoral que defienda la pediatra Irene Alias.

1.400 niños en estudio

En total se han estudiado a 1.400 niños de entre 1 año y los 16, seleccionados de cuatro centros de salud de Atención Primaria y de seis centros educativos (4 públicos y dos privados), explica el responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría en Torrecárdenas, Antonio Bonillo, que señala cómo después de analizar diferentes variables relacionadas con la alimentación, el uso del comedor escolar, la herencia genética familiar ligada al sobrepeso o las patologías asociadas a un peso inadecuado para la edad, se establecía entre otros marcadores cómo la obesidad predomina en las niñas por debajo de los 10 años y, a partir de esta edad, es más frecuente en varones.

En relación a la alimentación de los niños almerienses, la encuesta cumplimentada por los padres refleja que “globalmente, dos tercios ingieren consumo semanal adecuado de frutas y carne”.

Consumos inadecuados

Un 80% de los 1.400 niños entrevistados mantiene un consumo semanal adecuado de  pescado, pero sólo la mitad presenta un consumo adecuado de verduras y hortalizas (el consumo es menor cuanto mayor es el niño) por semana, apuntan desde el grupo de investigación de pediatría, preocupados por la falta de una formación adecuada de la dieta más conveniente para los niños y los adolescentes.

No en vano, el estudio refiere bajo consumo de fruta, verduras y legumbres en el 10% de los casos, de pescado en el 15% de los casos y de carne en el 5%. La alimentación de lácteos fue adecuada  sólo en el 74% de los casos; mientras que existe un exceso de consumo de bollería, pastelería o golosinas en el 15% de los casos (llega hasta el 20% en los mayores de 6 años).

El estudio, que ha recogido también cómo el 40% de los niños analizados utilizan el comedor escolar, no refleja mayor prevalencia de obesidad en relación a los recursos económicos ni al nivel educativo de los padres, y sí marca esa relación directa entre niños obesos y padres obesos “especialmente cuando la madre presenta sobrepeso y obesidad”, refiere Bonillo.

En todos los grupos de edad, los niños con sobrepeso y obesidad presentaron mayores cifras de tensión arterial (incluso en menores de 6 años) y mayores cifras de azúcar, lo que indica, insiste el responsable de Pediatría en Torrecárdenas, que “la obesidad ya ocasiona daños en el organismo incluso en las edades más precoces”.

 

 

Si deseas más información, puedes hacer llegar tu consulta a través del formulario de contacto. Estaré encantada de poder ayudarte.

Escribe aqui tu cometario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.