La sal en la alimentación del bebé

 

“No se debe agregar sal a los alimentos de los bebés hasta el año de vida”

Estoy segura de que habéis escuchado en muchas ocasiones esta frase, y tenéis claro que no se debe añadir sal en la comida de los bebés…pero os habéis preguntado el ¿por qué?, pues bien, hoy vamos a intentar responder a esta pregunta.

El sodio es un mineral necesario para nuestro organismo, pero durante el primer año de vida los riñones del bebé son aún inmaduros, siendo incapaces de poder filtrar grandes cantidades de sodio.

Por ello, es muy importante cuando comenzamos a introducir la alimentación complementaria a partir de los 6 meses, intentar que los purés o alimentos que les preparamos sean lo más naturales posibles (siempre es mejor hacerlos en casa) y sin agregar sal.

Las recomendaciones diarias de sodio para los lactantes quedan ya cubiertas con el sodio que contienen los alimentos de forma natural. Si añadiéramos sal, superaríamos fácilmente las cantidades diarias recomendadas poniendo en riesgo la salud de nuestros pequeños.

Además el gusto por los alimentos salados, es adquirido, nosotros echamos en falta la sal porque nos hemos acostumbrado a su sabor…pero nuestros bebés, no lo echarán en falta en los alimentos que les preparemos; y así actuando desde pequeños podemos evitar que desarrollen una preferencia excesiva por la sal cuando sean adultos.

El consumo excesivo de sal, tiene efectos perjudiciales en nuestra salud desde la infancia temprana, aumentando la tensión arterial, el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y obesidad.

Por tanto, ¡Recuerda!:

No se debe agregar sal a los alimentos de los bebés hasta el año de vida. Posteriormente se puede añadir un poco de sal, cuanto menos mejor, siempre recordando que el exceso es perjudicial tanto para los niños como para los adultos…

Así que, si tienes niños en casa, es un buen momento para modificar vuestros hábitos alimenticios no saludables, y reducir el consumo de sal en las comidas de toda la familia….¡Seguro que vuestro cuerpo os lo agradecerá!

 

Si deseas más información, puedes hacer llegar tu consulta a través del formulario de contacto. Estaré encantada de poder ayudarte. 

DEJAR AQUÍ ABAJO VUESTROS COMENTARIOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.